Mejor tarjetero para guardar tus Tarjetas del banco

Utilizar una cartera segura

Uno de los mejores métodos para evitar perder la tarjeta de crédito es llevarla siempre en una cartera. Esta debe ser segura, con compartimentos cerrados con cremallera, para evitar que se caigan las tarjetas al sacar otras cosas. De igual forma, es importante que la cartera tenga una cinta para que el usuario pueda cruzarla por la cintura.

No dejarlas a la vista

Las tarjetas de crédito deben estar guardadas en un lugar seguro, como una cartera, un monedero o una bolsa cerrada. Nunca hay que dejarlas a la vista, ya que esto puede provocar que sean robadas. Lo mismo sucede con el número de la tarjeta, el cual no debe memorizarse, sino que debe ser guardado en un lugar seguro.

Utilizar bloqueo de tarjetas

Muchas entidades bancarias cuentan con un sistema de bloqueo de tarjetas para los usuarios. Esta herramienta permite bloquear la tarjeta para evitar que se utilice en compras no autorizadas. Esto evita que se hagan compras fraudulentas a partir de la tarjeta de crédito, si esta es perdida.

Guardar los comprobantes de compra

Es importante guardar todos los comprobantes de compra para verificar si hay transacciones que no se hayan realizado por el usuario. Esto es especialmente importante si la tarjeta de crédito se pierde o es utilizada sin autorización. Si un usuario cuenta con los comprobantes de sus compras, podrá verificar si hay alguna transacción que no se haya realizado.

1. Comprende los tipos de tarjetas de banco

Las tarjetas de banco se dividen principalmente en tarjetas de débito, tarjetas de crédito, tarjetas de prepago y tarjetas de asociación. Las tarjetas de débito y crédito suelen ser las más populares. Las tarjetas de débito se usan para retirar efectivo y realizar pagos, mientras que las tarjetas de crédito se usan para obtener crédito y realizar pagos. Las tarjetas de prepago se cargan con una cantidad previamente establecida de dinero y se pueden usar para realizar pagos o retirar efectivo. Las tarjetas de asociación se emiten por empresas o organizaciones específicas e incluyen tarjetas de recompensas, tarjetas de descuento y tarjetas de fidelidad.

2. Ten en cuenta los costos asociados

Las tarjetas de débito y crédito generalmente tienen costos asociados, como tarifas anuales, tarifas de transferencia de saldo y tasas de intereses. Las tarjetas de prepago suelen tener tarifas de activación y de recarga. Si optas por una tarjeta de asociación, muchas veces los costos se compensan con los beneficios que obtienes como recompensas, descuentos o puntos de fidelidad.

3. Verifica los límites y términos de uso

A la hora de elegir una tarjeta de banco, debes tener en cuenta los límites de la tarjeta, como el límite de compra o el límite de crédito. Estos límites son diferentes para cada tarjeta y debes asegurarte de que sean adecuados para tus necesidades. También debes leer con atención los términos y condiciones de tu tarjeta para conocer los plazos de vencimiento, los beneficios adicionales y los requisitos específicos.

4. Compara tarjetas

Es importante comparar tarjetas para asegurarse de que estás recibiendo la tarjeta que mejor se adapte a tus necesidades. Por lo tanto, debes verificar las tarifas, los beneficios y los términos de uso de varias tarjetas y determinar cuál te ofrece el mejor precio y los mejores beneficios.